La mayoría de los miembros de CMA trataron de parar de usar drogas mucho antes de llegar a los cuartos de la fraternidad o hermandad. Nosotros llegamos a CMA por que nosotros no pudimos hacerlo solos.

CMA sugiere aceptar y depender de un poder más grande que nosotros mismos para ayudarnos a recuperarnos.

Este poder es de nuestra misma Concepción - puede ser cualquier cosa que nosotros escojamos. Lo importante es que trabaje para nosotros.

Por que nosotros necesitamos de un poder superior?

Un poder superior es importante porque la mayoría de nosotros necesitamos un poder más grande que nosotros para que no regresemos a usar drogas. Algunos de nosotros llegamos a CMA para pensar acerca de Dios. Nosotros llegamos para parar de usar drogas y parar nuestra miseria. Nosotros no pudimos dejar de usar por nuestra misma voluntad. Muchos de nosotros tratamos y tratamos—jurando que nunca mas lo volveríamos a hacer, después de vivir las consecuencias, remordimiento o depresión que acompañó a nuestro uso.

Algunos de nosotros pudimos detener el uso por un tiempo—usando nuestra voluntad paramos por semanas o meses. Pero nuestra nuestra voluntad sólo nos pudo llevar por un tiempo. Tarde o temprano nosotros empezamos a usar de nuevo.

Otros no podía pasar un día sin dejar de usar. Nosotros estábamos desesperados tratando de parar, pero tratar no era suficiente, no podíamos hacerlo.

Nosotros hemos entregado nuestra voluntad y nuestras vidas ha un poder superior—Crystal Meth. Y a través de Crystal y otras drogas que nos proporcionaron escape y en algunos casos euforia, con el tiempo el escape y la euforia se volvieron en contra de nosotros.

Para muchos de nosotros, CMA fue nuestra última oportunidad. Nuestra voluntad y recursos no fueron suficientes. Nos sentimos condenados a la vida de adicción sin ayuda externa. 

Afortunadamente CMA fue una solución para nosotros. En el primer paso nosotros admitimos que no podemos para por nosotros mismos, no teníamos el poder para hacerlo.

No podíamos soportar la locura de nuestra vida de uso. Necesitamos un poder más grande que nosotros mismos—algunas veces más grande que nuestra adicción—para limpiarnos. En el programa de CMA ese poder superior es frecuentemente llamado “Poder Superior,” “El Dios de nuestro entendimiento” o simplemente “Dios.”